Ateísmo, agnosticismo, pasotismo… y Carl Sagan.

Una y otra vez, como las setas en otoño, surgen alegremente las falacias lógicas en los debate en cuanto relajas la atención. Sobretodo cuando el tema en cuestión tiene que ver con las creencias (religiosas o no), asunto en el que es complicado mantener un debate racional, si tu interlocutor tiene de por si creencias irracionales (en una religión, o en cualquier otra cosa). Una de las más socorridas falacias es la Apelación a la Autoridad (Argumentum ad verecundiam o Magister dixit). Y cuando dicha falacia se entrecruza con verdades a medias o mentiras forzadas, la racionalidad del debate desaparece.

En el caso concreto del debate sobre creencias religiosas, en el que tengo amplia experiencia siendo la parte atea de la contienda, se encuentran en el Top 10 de los argumentos de mis oponentes joyas como “Albert Einstein creia en Dios porque le nombraba en sus escritos”, o “Adolf Hitler era ateo” (versión invertida de la Apelación a la Autoridad, o Argumentum ad hominem). Ambos casos refutados innumerables veces (quizá en otra ocasión). Y un tercer caso bastante común es el de afirmar que una figura ejemplar para los escépticos y ateos, como es el astrónomo y divulgador Carl Sagan, se definía a si mismo como “escéptico y agnóstico, como si eso anulara la validez de sus escritos y argumentos en favor del ateísmo.

Pues bien. Refutemos argumentadamente tal afirmación. ¿Era Carl Sagan agnóstico? Sí, así es. Lo era.

El problema aquí es que la palabra “agnóstico” no era empleada por Sagan con el significado que el público comúnmente piensa que tiene.

Carl Sagan era un ateo agnóstico (como yo, por cierto). Popularmente se piensa que el “agnóstico” es aquella persona que no se quiere pronunciar sobre la existencia o no de dios, que deja ambas puertas abiertas por no ser capaz de decidirse, o que sencillamente pasa olímpicamente del tema (lo que, para ellos, parece invalidar a alguien como Carl Sagan como icono del ateísmo). Pero no. Nada mas lejos de la rigurosidad, lingüística y científica. Las definiciones correctas de “ateo” y “agnóstico” difieren un poco de lo que la gente habitualmente tiene en mente:

Ateo (a-, -theos): es aquel que “no cree”; que rechaza la afirmación de que dios existe; que carece de creencia en la existencia de ningún dios.
Agnóstico (a-, -gnosis) es aquel que “no sabe”. El que no tiene certeza absoluta de si algún dios existe o no, y por tanto no afirma saber que dios existe o no.

Para sorpresa de muchos, no son términos excluyentes en absoluto. No son dos bandos entre los que haya que elegir.

De este modo tenemos dos campos muy distintos en los que definirse: el de la creencia y el del conocimiento. Por lo tanto tenemos varias posibilidades:

  • Existen teístas agnósticos, que afirman creer en dios, pero no afirman saber que exista (los mas moderados o pasotas).
  • Existen teístas gnósticos, que no solo afirman que creen en dios, sino que aseguran saber que existe con absoluta certeza (los creyentes fervorosos y/o fanáticos), aunque incapaces de aportar evidencia científica alguna, como es lógico.
  • Existen ateos gnósticos (aunque yo conozco pocos), que afirman saber que dios no existe.
  • Y existen ateos agnósticos (la mayoría de los científicos y/o gente escéptica de mente científica), que no tienen creencia alguna en la existencia de ningún dios, pero no proclaman conocimiento absoluto sobre que dios no exista.

Nuestro querido Carl Sagan era ante todo un científico, respetuoso con la búsqueda de la verdad y el conocimiento. En ciencia no hay verdades inamovibles ni certezas absolutas. Ningún científico honesto afirma saber lo que no sabe, o aquello para lo que no tiene evidencia empírica obtenida mediante el método científico. Carl Sagan era ateo agnóstico. Yo soy atea agnóstica, porque afirmo que “no creo en la existencia de ningún dios”; no afirmo saber con absoluta certeza que dios no existe (aunque lo sospecho fuertemente).

Como el gran científico que era, Carl Sagan no podía ser otra cosa que un ateo agnóstico. Carecía clara y abiertamente de ninguna creencia en ningún dios, religión u otra cuestión sobrenatural. De hecho rechazaba todos esos conceptos de plano con firmeza por considerarlos obstáculos al avance cientifico y a la búsqueda de la verdad. En diferentes ocasiones se definió a si mismo con las palabras ateo, escéptico y agnóstico. No es que el señor Sagan no tuviera clara su postura, no. Es que todos esos conceptos son perfectamente compatibles, si los empleamos correctamente.

Son conocidas frases de Carl Sagan:

“Afirmaciones extraordinarias requieren siempre de evidencias extraordinarias.”

“En la ciencia suele ocurrir que un científico diga: `Tienes razón, yo estaba equivocado´. No recuerdo la última vez que algo así pasó en política o religión.”

“No puedes convencer a un creyente de nada porque sus creencias no están basadas en evidencia, están basadas en una enraizada necesidad de creer.”

“Si quieres salvar a tu hijo del polio puedes rezar o puedes vacunarlo… Aplica la ciencia.”

“En la Ciencia la única verdad sagrada, es que no hay verdades sagradas.”

“La primera gran virtud del hombre fue la duda, y el primer gran defecto la fe.”

De modo que sí, Carl Sagan era agnóstico (en el correcto significado de la palabra agnóstico), porque era escrupulosamente respetuoso con la búsqueda de la verdad, sin duda alguna. Pero también era, que no le quepa duda a nadie, un ateo convencido y comprometido.

Y para rematar, aquí os dejo este extracto de Cosmos, que subtitulé yo misma hace algún tiempo, en el que no se puede ser mas poético y elegante sobre el tema:

Gracias, profesor Sagan.

__________________________

Artículo originalmente publicado en Esceptica.org
Visita Esceptica.org para leer más artículos interesantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s