Los inicios de los Efectos Especiales en el cine

Los efectos especiales son tan antiguos como el cine mismo. Los trucos visuales para conseguir efectos de todo tipo avanzaban como una técnica cinematográfica más desde los primeros días del arte de hacer películas. Nos parece que eso de los efectos es cosa moderna, pero se usan desde mucho antes de la era digital. Obviamente sin los avances informáticos actuales. Pero los trucos que se usaban aun en la era del cine mudo, estaban llenos de ingenio e ingeniería. Veamos unos ejemplos.

1. “Safety Last!” (1923)

En este vertiginoso plano de “Safety Last!” (1923) en el que Harold Lloyd parece estar a punto de caer al vacío colgado de un reloj, el fondo es real. No hay truco de composición. Efectivamente eso es un reloj en lo alto de un edificio en plena ciudad.

Pero Harold Lloyd no se jugó la vida. Tenía truco. Uno muy ingenioso. El reencuadre y la perspectiva ocultaban que la caída no era tan peligrosa como pudiera parecer.


2. “Ella Cinders” (1926)

¿Y qué me decís de este efecto de descoordinación ocular de Colleen Moore en “Ella Cinders” (1926)? Hoy parece fácil. Pero por entonces fue rompedor. ¿Cómo filmar solo una mitad de la actriz en una pasada y la otra mitad en la siguiente.en el mismo rollo de película?

Pues usando la técnica del matte shot: Colocando delante de la lente una superficie oscura que cubra exactamente el área de película que no queremos que quede impresionado por la luz. Y luego el otro. Lo importante era no mover ni cámara ni actriz entre ambas tomas.

 


3. “Little Lord Fauntleroy” (1921)

Ver al mismo actor dos veces en el mismo plano no era difícil usando el matte shot y exposiciones múltiples siempre que el actor no cruzara la línea de matte. ¿Pero cómo consigue Mary Pickfords besarse a sí misma en “Little Lord Fauntleroy” (1921)?

Pues siendo un poco creativos y muy precisos con las formas de los mattes. Mientras la cámara no se mueva ni la acción cruce la línea de matte, tenga está la forma que tenga, no se desvelará el truco.


4. “Moder Times” (1936)

No vamos a dudar de la habilidad espectacular de Chaplin y su valor. Y cómo nos sobresalta en escenas como está de “Modern Times” 1936.

Pero aquí tampoco se la jugó. El truco es de nuevo un matte shot, pero en vez de protegiendo la película de la exposición, cubriendo un área con un dibujo o fotografía que simulara perspectiva bien encajada. De nuevo, el truco: no mover la cámara.


5. “Ben-Hur” (1925)

En el “Ben-Hur” de 1925 Jesús cura al instante a dos leprosas en un plano visualmente memorable. Pero no, no tuvo nada de divino. El truco es técnica del pionero cineasta Karl Struss.

A pesar de que la película solo quedaba impresionada en blanco y negro, la luz que incide sobre ella para impresionarla se puede discriminar mediante filtros de colores. Estos, usando maquillaje específico, hacían este visible o invisible según se ajustaran.


6. “Sherlock Jr.” (1924)

ezgif.com-optimize (1).gif

En esta trepidante escena de “Sherlock Jr.” (1924) Buster Keaton parece tener un don de la oportunidad que le salva la vida. Mérito no le falta porque efectivamente pasa por ese estrecho y endeble puente a toda velocidad.

silent-movie-gifs-12.gif

Pero no, el hueco en el puente no está ahí. Aquí se usa de nuevo la técnica del matte shot y la doble exposición cortando el plano a ras de suelo para después incluir la toma de los camiones pasando. También requería tino, pero sin entrañar peligro.


7. Georges Méliès

mellies.gif

¿Y cómo no rematar este post con el grandísimo Georges Méliès, el padre de los efectos especiales? A penas un par de años después de que se inventara el cine él ya estaba innovando con técnicas de matte shot sentando las bases de mi profesión.


Como veis el ingenio ha formado parte del arte del cine casi desde el primer día, y lo sigue siendo ahora ya que las técnicas que usamos a diario siguen avanzando día a día para intentar sorprenderos con efectos novedosos y cada día más realistas.

 

La inspiración para este artículo viene de este otro.

Un comentario el “Los inicios de los Efectos Especiales en el cine

  1. Magnífico post, Carolina! Un par de cosillas… si realmente Harold, en la primera imagen, estaba en lo alto de un edificio… una caída al colchón y un reboteee… podría dar con él en el suelo cayendo por el otro lado… :-O

    …Y en el plano 3 de Mary Pickford… cómo consiguen esa “mini-sombra” en su cara en el momento que se “autobesa”, debería de haber un busto o una figura para generarlo, entiendo… ¿no?

    Personalmente, me quedo con Charles Chaplin y sus pelis 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s